Poemas y otras fantasías.

Os invito a visitar el blog de Poemas y otras fantasías. El enlace lo tenéis más abajo. Espero que os guste.

jueves, 11 de marzo de 2010

La vida...


Decía Shakespeare que “la vida es cuento narrado por un idiota…” Por vuestros comentarios entiendo que no os gusta mi forma de reflejar la vida, mi vida en estos momentos; la vida que he tenido en estos últimos años (que parecen siglos). Lamento si con mis post os he afectado de alguna manera. Creo que es momento de tomarme un descanso. No es bueno plasmar solamente la tristeza que tengo acumulada, ni las adversidades que estoy padeciendo.
Debería de mirar la vida con optimismo y lo intento, no creáis; pero cada paso que doy se convierte en una piedra más, en otro tropezón. Es hora de tomarme un descanso, de esperar la primavera, de recoger fuerzas, de renovarme. No sé si serán unos días, semanas… No importa. Sólo quiero que dejéis de ver la cara oscura, la que entristece a los que me leen, la que preocupa; porque yo era una Mujer Azul que reía… y mucho.

A todos, gracias.

4 comentarios:

Manuel Gómez Guerrero dijo...

María, sí nos gusta tu manera de escribir. No se trata de eso, al menos en mi caso. Unicamente trato con mis comenatrios de que abras esa ventana que todos tenemos delante pero que la inercia no nos permite ver ni abrir. Pero que está ahí, María, y abrila supone eejar entrar la luz, acabar con la oscuridad que nos ciega. Y, por supuesto, nada de descansar. Es la actividad la que nos hace sentirnos vivios; no la huída, María.
Siento no haberme expresado con suficiente claridad en mis comentarios y que te hayan hecho replantarte el seguir con tus reflexiones, que espero seguir leyendo. Ponte a escribir cuando te acabe de ocurrir algo agradable; cuando hayas visto algo que te haya impresionado positivamente; cuando, un pequeño detalle, te haya hecho ver que la vida es algo más, bastante más, que esos problemas que todos vamos cargando de una u otra forma pero que debemos convivir con ellos.
Ante una misma situación, la respuesta es diferente en cada persona. A lo largo de una vida, todos pasamos, antes o después, por situaciones similares. Lo que nos hace sentirnos mal o bien, muchas veces no es la situación en sí (también, a veces) sino lo que nosotros nos decimos a nosotros mismos sobre ese problema o situación no deseada.
Un beso de tu amigo y... quiero leerte pronto.
Manuel.

José Luis dijo...

Mirá María, seré concreto: lo que diré se ha repetido hasta el hartazgo, pero es la verdad. La vida no nos da segundas oportunidades, sólo hay esto, lo que ves, no hay más nada que esto, todo se terminará después. Caso contrario, todo se convertirá en el más absoluto de los divagues y trasuntará en consejos pueriles que a nada conducen. El cambio está en vos misma, y tenés que luchar para ello, de nada vale llorar en los rincones. Vamos, fuerza.
Saludos.
José Luis
Argentina

Manuel Gómez. dijo...

María, ya lo ves.

capitán Poland dijo...

No lo sientas. Siente el aire y las palabras. Tuya es la manera de vivir que, aunque no hubieras escogido, cada instante es una mota, un sorbo que estamos obligados a engullir. Y siempre con la cabeza al frente y la esperanza en el corazón. Porque de ese modo el camino no pesa.

Un beso. C.P.