Poemas y otras fantasías.

Os invito a visitar el blog de Poemas y otras fantasías. El enlace lo tenéis más abajo. Espero que os guste.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Ocaso.


¿Será mi mano capaz de describir la línea de tu cuerpo cuando me amas?, ¿el ritmo tuyo y mío?, ¿el vibrar de tu alma y de la mía?... Podré hacerlo. Sí, es seguro que te quiero y que me amas. Lo sé. Entonces, ¿por qué tiemblo si me abrazas en la noche, cuando juegas con mi cuerpo en tu cama?
Se quiebran los gemidos de los dos en el aire y surge la lluvia de la nada. Te abrazo, me abrazas; te amo, me amas; te beso, me besas… y llega la calma. Me sumerjo bajo el peso de tu cuerpo cada vez que decides regresar. Quiero sentirte dentro, llenarme de ti en cada acto pero, amor… es imposible.
Mi mano no ha sabido describirte, el ritmo de los dos ha decaído, mi cuerpo ha dejado de temblar y yo, amor, no puedo amarte.



(He recuperado este pequeño fragmento de entre mis recuerdos. Lo escribí en 1978)

3 comentarios:

Manuel Gómez Guerrero dijo...

¿Por qué, María, tanta angustia?

María dijo...

Ais, Manuel... que esto es de hace siglos, pero tienes razón. Me falta aprender a desprenderme de las emociones negativas tan rápido como llegan.
En fin, espero poder escribir algo más alegre en breve. Disculpa.

Manuel Gómez Guerrero dijo...

Disculparte... de nada. Nunca.